Posturas de Yoga – ELEMENTO AIRE


Estación del año: otoño. Este

 

Cualidades:

Yang, positivo, masculino, animado. Se mueve horizontalmente relacionando todo lo que encuentra a su paso. Transmisión de ideas, facilidad para la comunicación verbal, transporte de objetos, abstracciones. Se mueve justo encima de la superficie de la tierra, pensamiento y la lógica. Concepción social y externa, realidad externa al yo, revolucionario, visión general. Necesidad de compartir vivencias, visión clara y objetiva, desapegado y objetivo, superficial y rápido, eficaces. Organizar, observar, pensamiento original y creativo, pensamiento innovador, aplicación práctica.
 

Correspondencias:

El cuerpo mental, garganta, odios y pulmones, la cabeza, la respiración.
 

Yoga: Nagni-Yoga

Estamos viviendo en la Era de Acuario, era de la comunicación, para ilustrarlo solo tenemos que ver la velocidad e importancia que tienen hoy en día las telecomunicaciones e informática.
 
El aire es un elemento Yang, positivo, masculino de carácter animado. De hecho el termino animado significa “viento”. El viento solía ser una metáfora del alma o espíritu, porque como ellos, anima la materia viviente haciendo que otros objetos se muevan mientras que el mismo es invisible. El viento se mueve horizontalmente relacionando todo lo que encuentra a su paso en el mundo físico con todo lo demás. Debido a su asociación con el movimiento horizontal, el aire se vincula principalmente a la transmisión de ideas, pero también con el transporte de objetos de todo tipo.
 
El aire puede enredarse hasta tal punto en abstracciones que pierde el contacto con la realidad física y las consideraciones prácticas. El aire se asocia con el pensamiento y la lógica como tal. El aire tiene una concepción social y externa de la verdad, se inclina más a las abstracciones que tienen poco que ver con el individuo.
 
Las personas aire están dispuestas a cambiar el mundo, pero no suelen hacerlo como una expresión personal. El aire siempre tiene un fuerte carácter social. Un revolucionario de aire quiere la libertad para imponer sus ideales a la totalidad de la sociedad.
 
Aunque el aire es muy social, en ocasiones es incapaz de manejar bien la verdadera intimidad. Esto se debe a que opera de manera extensiva más bien que intensiva, procurando cubrir el mayor terreno posible para así tener una visión más general de todo. El intelecto del aire es desapegado y objetivo, también es superficial y rápido. La mente de las personas aire pueden tratar muchos más datos y son más rápidas y eficaces que las de ningún otro elemento. Son excelentes para organizar, observar, planear y para el pensamiento original y creativo.
 

Patologías:

Las personas con el aire desequilibrado les cuestan comprometerse en la vida y pueden llegar a no comprender las emociones y la sensibilidad extrema, se pueden volver personas superficiales.

A nivel físico suelen padecer de enfermedades de las vías respiratorias, infecciones en los oídos, dolores de cabeza etc…
 

Recomendaciones y prácticas:

En la práctica de Yoga que hemos creado, trabajaremos más intensamente con la respiración y su correspondiente órgano los pulmones y bajo vientre, a través de ejercicios de pranayama que facilitan la concentración y la auto escucha. Aprenderemos la importancia de una buena respiración para nuestro día a día. A través de posturas de equilibrio, observaremos nuestros pensamientos y su movimiento, la dificultad de aquietar la mente y poder generar espacios de silencio que nos ayuden a liberarnos de estrés y cargas acumuladas.
 
Párate un instante y obsérvate: – ¿Te sientes dispers@ en tu cotidianidad? ¿Te cuesta concentrarte y ordenas tus ideas? ¿Eres capaz de trasmitir con un lenguaje claro y conciso lo que quieres decir? ¿Escuchas con atención o tiendes a la distracción? ¿Eres de ideas fijas? ¿Tienes una visión clara de las cosas?
 
Cuando nuestro aire está equilibrado, somos más objetivos y eficaces, creativos y con capacidades para organizar, observar, planear etc
 
Busca un huequito para meditar, sentarte en silencio y respirar, aquietarte desde el observad@r. Antes de dormir por ejemplo, incluso en la cama, dedica unos minutos a respirar durante estos meses y comprueba los resultados que esto te aporta. Al levantarte, no lo hagas de golpe, quédate unos instantes también respirando (aunque sean unos minutos) y observa que pasa a lo largo del día.
 
Busca espacios de silencio, aléjate del ruido diario y pon una actitud de estar consciente en el momento presente. En tus tareas diarias, comidas, aseos, ocio.. intenta ir más despacio.(no pongas el automático).
 
Pon atención a tus palabras, a lo que dices y como lo dices y date cuenta si se corresponde con lo que quieres transmitir.

 

casa-de-la-armonia-posturas-yoga-elemento-aire-1casa-de-la-armonia-posturas-yoga-elemento-aire-2casa-de-la-armonia-posturas-yoga-elemento-aire-3casa-de-la-armonia-posturas-yoga-elemento-aire-4casa-de-la-armonia-posturas-yoga-elemento-aire-5casa-de-la-armonia-posturas-yoga-elemento-aire-6casa-de-la-armonia-posturas-yoga-elemento-aire-7casa-de-la-armonia-posturas-yoga-elemento-aire-8casa-de-la-armonia-posturas-yoga-elemento-aire-9casa-de-la-armonia-posturas-yoga-elemento-aire-10casa-de-la-armonia-posturas-yoga-elemento-aire-11